COMENZÓ  EL PRIMER CICLO DE CONVERSATORIOS: CRÓNICAS DE CIUDAD

El Ministerio del Poder Popular para la Cultura, Fundación Red de Arte en alianza con el Museo de Arte Moderno Juan Astorga Anta Mamjaa y Fundecem, organizaron el pasado jueves 31 de enero, el primer ciclo de conversatorios: Crónicas de Ciudad Mérida en el siglo XXI, con el tema El arte de Coleccionar, en las instalaciones del Centro Cultural Tulio Febres Cordero.

La actividad dio inicio con las palabras de Rubén Torres de la Fundación Red de Arte “Este primer ciclo de conversatorios Crónicas de Ciudad es un acercamiento al arte de coleccionar, el hombre ha coleccionado desde el principio de la humanidad, es un arte que tiene contexto, conocimiento y es subjetivo”. Torres mostró de su colección fotográfica digital el arte de la orfebrería, con imágenes de anillos de plata y metales preciosos.

César García, coleccionista privado, conversó sobre el arte merideño, la pintura y su trayectoria de más de 15 años como coleccionista y conservador de arte popular, contemporáneo e ingenuo. “Un coleccionista debe documentarse y tener conocimientos, una fuente importante;  la facultad de arte. Me dedico más a colección de pinturas, por tema de conservación, clima y espacios. El arte merideño es de muy buena calidad, existen grandes artistas como María Isabel Rivas” señaló García.

También, María Sobeira Nieto Ardila de la Biblioteca Tulio Febres Cordero, mostró el proyecto de investigación sobre La Hacienda La Concepción, ubicada en el sector Zumba, en donde se generó un registro de fotografías y catálogos de la colección del General Gustavo Pardi Dávila, donde se apreció en imágenes una cantidad de objetos antiguos; pinturas, relojes, bastones, campanas, molinos de café, que datan desde el siglo XVIII. Y la colección de la Biblioteca Tulio Febres Cordero, que posee como patrimonio, la colección bibliográfica de la familia Febres Cordero.

Patricia Estrada, de la Unidad de Patrimonio de Fundecem expresó “el arte de coleccionar, es una memoria histórica, gracias a los artistas y coleccionistas, se da apertura a estos espacios como los museos. El mundo de la colección es muy amplio, todo lo que se colecciona genera un impacto en la sociedad”.